Ergonomía en el puesto de trabajo

La ergonomía es una disciplina cada vez más extendida en nuestra vida cotidiana. Su desarrollo ha permitido contar con mejores equipamientos e instalaciones que hacen de los espacios de trabajo un lugar más seguro y saludable. La eficiencia está relacionada directamente con la salud del trabajador: una forma de vida saludable y facilitar unas condiciones de trabajo óptimas aumentará el rendimiento.

En el diseño de centros de control y entornos críticos se deben tener en cuenta numerosos aspectos que influirán de forma directa en el trabajo de los operadores. Control de la temperatura, luminosidad, diseño y adaptabilidad del mobiliario etc.

En este último punto es imprescindible que el mobiliario técnico sea capaz de adaptarse a las necesidades de la sala. Pensemos, por ejemplo, en un centro de control donde hay 3 turnos de operadores, cada uno con alturas y pesos diferentes, las sillas y las consolas deben permitirles desarrollar su actividad con seguridad.

Un gran avance en este punto es el sistema Sit & Stand que permite al operador trabajar a doble altura, de forma que puede compaginar su actividad en su silla con algún periodo de pie para evitar así el sedentarismo. La nueva serie ACTEA desarrollada por GESAB contará con el sistema Sit & Stand integrado en todas sus consolas, un sistema elevable que permite adaptar y situar el sobre de la consola a la altura ideal para trabajar.

Además, una vez en su puesto de trabajo la accesibilidad y las conexiones juegan un papel fundamental. Elementos como el Personal Dock permiten al operador tener acceso a distintas conexiones como USB, energía, internet etc., siempre personalizables.

En el diseño del mobiliario técnico también se tienen en cuenta los preceptos básicos de la ergonomía par las labores de mantenimiento y limpieza de las instalaciones, cuya labor es también vital para garantizar el correcto funcionamiento de las mismas. El objetivo es que se pueda realizar trabajos en la consola o en los equipos, si fuera necesario mientras el operador esté en su puesto. Esto se consigue con una fácil accesibilidad a los distintos compartimentos, tanto por la parte delantera, trasera o lateral.

La ergonomía en el diseño es la clave para crear espacios de dinámicos, innovadores y con la máxima garantía de seguridad en el trabajo.