Cajas de seguridad ignífugas

Protege tu información y datos de una forma innovadora con la última tecnología en seguridad y antiincendios.

Cajas fuertes de seguridad ignífugas

Las cajas fuertes ignífugas​ están diseñadas para proteger documentos, soportes informáticos o cualquier objeto de valor de los posibles efectos perjudiciales del fuego durante un incendio o del robo.

Gracias al diseño de última generación se consigue un aislamiento completo de los objetos contenidos en el interior. Armarios y cajas de seguridad compuestos por un relleno de materiales altamente resistentes al fuego y con puntos de fusión muy elevados, con materiales como la perlita y la vermiculita.

Armarios de seguridad ignífugas

Los armarios de seguridad ignífugos son armarios blindados que aportan una seguridad contra robo adicional. Armarios considerados auténticas cajas fuertes gracias al espesor de sus paredes. Tecnología avanzada que permite incorporar cerraduras profesionales certificadas.

Los niveles de resistencia al fuego se clasifican en resistencia de 30, 60, 90 y 120 minutos. Al igual que los armarios ignífugos estándar, los armarios de seguridad ignífugos cuentan con las mismas características y propiedades que los hacen resistentes a las condiciones de un incendio estándar.

Cumplimiento de normativas

Las cajas y armarios de seguridad ignífugos de GESAB cuentan con las más altas prestaciones y cumplen con las más exigentes normativas a nivel europeo e internacional.

Las cajas fuertes ignífugas suelen clasificarse dependiendo de la temperatura máxima alcanzada en su interior y cuánto tiempo se resiste dicho nivel de protección sin que los objetos contenidos en su interior se deterioren. La temperatura en un incendio puede alcanzar los 3000 º C y su duración es totalmente impredecible.

Las principales normativas EN 1047-1 internacionales, la escandinava NT FIRE 017 y la americana UL 72 ofrecen garantía desde 30 a 120 minutos contra fuego, humo y agua para papel y datos de soporte informático. Estas normas definen unos determinados ensayos que deben superar las cajas fuertes para conceder la certificación correspondiente.

Algunos de los requisitos mínimos son que las cajas ignífugas certificadas para documentos de papel no deben superar los 150º C en su interior durante el incendio. Por otro lado, las cajas destinadas a custodiar grabaciones o cintas magnéticas no pueden superar los 65º C, y las que portan CVs o DVDs han de estar preparadas para no superar los 50º C.

Contacta con nosotros y solicita más información

Ir arriba