El Factor Humano en la innovación: Global Innovation Index 2014

El Índice de Innovación Global 2014 consiste en una clasificación de las capacidades y resultados de innovación de las economías mundiales. En los últimos siete años se ha consolidado como una referencia líder en innovación. Entender con más detalle los aspectos humanos detrás de la innovación es esencial para el diseño de políticas que ayudan a promover el desarrollo económico y entornos propensos a la innovación  a nivel local, así como reconocer el papel clave de la innovación como motor del crecimiento económico y la prosperidad, y la necesidad de una amplia visión horizontal de la innovación aplicable a las economías desarrolladas y emergentes. El GII (Global Innovation Index) incluye indicadores que van más allá de las medidas tradicionales de la innovación, tales como el nivel de investigación y el desarrollo. El ‘Factor Humano en la innovación’, explora el papel de los individuos y los equipos detrás del proceso de innovación. Capturar estadísticamente esta contribución humana a la innovación es un desafío de enormes proporciones. Aún más complejo son los desafíos que enfrentan todos los que tratan de alimentar adecuadamente el factor humano en la innovación, que explora el papel de los individuos y los equipos detrás del proceso de innovación.

El motor fundamental de todo proceso de innovación es el factor humano asociado a él. Algunas naciones tomen la iniciativa en la capacidad de innovación sobre los demás. Un factor importante de esta disparidad de destreza innovadora es la calidad del capital humano vinculado a las actividades de innovación realizadas en estas naciones. Otros factores, tales como la tecnología y el capital, también influyen en el proceso de innovación; éstos se correlacionan directamente con el factor humano. De ahí que la educación y promoción del capital humano en todos los niveles y en todos los sectores de la sociedad puede ser crucial para el desarrollo de las bases para la innovación.

Los seres humanos siempre han mejorado su calidad de vida a través de la innovación. Desde el descubrimiento del fuego a la electricidad, Internet y más allá, un nuevo pensamiento es fundamental para el progreso social y el crecimiento económico. La innovación es una tarea inherentemente humano. El éxito en la innovación sucede cuando las personas con las habilidades, experiencia y capacidades vienen juntos para entender o predecir, y luego abordar, los desafíos de los demás. El talento, como el capital y la tecnología, es un factor clave de éxito para la innovación. Inspirar y potenciar el talento nos llevará hacia el camino de la innovación y el crecimiento.