La fotovoltaica española mira hacia latinoamérica

La energía verde española toma cada vez más impulso. Según leemos en energias-renovables.com, las multinacionales españolas Solarpack y Gestamp Solar han desembarcado en Perú con un gran proyecto. Son noticias interesantes para el GrupoGESAB que, a través de su plataforma en México, GESAB S.A. de CV, se encuentra presente en el mercado de las salas de control en latinoamérica, tanto para seguridad como para gestión de energía, un mercado en el que la sostenibilidad está encontrando su sitio. Esta es la noticia:

La fotovoltaica made in Spain busca su camino en Iberoamérica

Solarpack y Gestamp Solar, multinacionales españolas especializadas en el desarrollo y construcción de parques de generación solar fotovoltaica (FV), han puesto en marcha el parque FV de Tacna, al sur de Perú. Según comunicado conjunto, el proyecto, de 20 MW, “cuenta con la participación de Conduit Capital Partners como inversor y proporciona actualmente electricidad a las poblaciones de la zona a través del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional”.

Tacna Solar, instalación fotovoltaica desarrollada conjuntamente por ambas empresas, es uno de los dos parques FV adjudicados a Solarpacken una licitación del gobierno peruano de febrero de 2010. El otro gran campo solar, también de 20 MW, se halla en Moquegua y estará operativo a finales de este año, según prevé Solarpack. La multinacional española informa además de que “el contrato con el gobierno peruano contempla el suministro de 98 GWh anuales de electricidad solar fotovoltaica durante un periodo de 20 años”.

El campo FV de Tacna está formado por más de 75.000 módulos de silicio cristalino distribuidos en una superficie de 120 hectáreas. Según Pablo Burgos, consejero delegado de Solarpack, “la puesta en marcha de Tacna Solar es un paso más en el proceso que lleva Solarpack de afianzar su posición de liderazgo en Iberoamérica, uno de los mercados estratégicos para nuestra compañía”. En la misma línea, Jorge Barredo, presidente ejecutivo de Gestamp Solar, ha señalado también a Latinoamérica como “uno de los pilares básicos de nuestra expansión internacional”.

Solarpack se define como “una compañía multinacional de origen español especializada en la promoción, construcción y operación de plantas solares fotovoltaicas. La firma, que fue fundada en 2005, añade además que “continúa con su estrategia de consolidación de sus operaciones en Perú y en Chile, con proyectos que alcanzan los 90 MW”. Gestamp Solar es la filial de energía fotovoltaica de Gestamp Renewables, empresa especializada “en el desarrollo, construcción, operación y mantenimiento de parques solares en Estados Unidos, India, Japón, Suráfrica, Chile, Perú, Italia, Francia y España”.

Si recurrimos a la ya imprescindible Wikipedia, encontramos la siguiente información sobre esta energía:

La energía solar fotovoltaica es un tipo de electricidad renovable obtenida directamente de los rayos del sol gracias a la foto-detección cuántica de un determinado dispositivo; normalmente una lámina metálica semiconductora llamada célula fotovoltaica, o una deposición de metales sobre un sustrato llamada capa fina. También están en fase de laboratorio métodos orgánicos.

Este tipo de energía se usa para alimentar innumerables aparatos autónomos, para abastecer refugios o casas aisladas y para producir electricidad a gran escala para redes de distribución.

En entornos aislados, donde se requiere poca potencia eléctrica y el acceso a la red es difícil, como señalización de vías públicas, estaciones meteorológicas o repetidores de comunicaciones, se emplean las placas fotovoltaicas como alternativa económicamente viable. Para comprender la importancia de esta posibilidad, conviene tener en cuenta que aproximadamente una cuarta parte de la población mundial todavía no tiene acceso a la energía eléctrica.

A finales de 2011, se habían instalado en todo el mundo un total de 67,4 GW de potencia fotovoltaica, suficientes para generar 85 TWh/año.1 La energía solar fotovoltaica es actualmente, después de las energías hidroeléctrica y eólica, la tercera fuente de energía renovable más importante en términos de capacidad instalada a nivel global.

Gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la economía de escala, el coste de la energía solar fotovoltaica se ha reducido de forma constante desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales y su coste medio de generación eléctrica ya es competitivo con las fuentes de energía convencionales en un creciente número de regiones geográficas. Sistemas de autoconsumo fotovoltaico y medición neta, y programas de incentivos económicos han apoyado la instalación de la fotovoltaica en un gran número de países. Con la tecnología actual, los paneles fotovoltaicos recuperan la energía necesaria para su fabricación entre 1 y 4 años.