Suelo técnico, el principio de la eficiencia en el Data Center

El suelo técnico, hoy en día presente en la mayor parte de los proyectos de Data Center es una solución versátil, modular y escalable que ayuda a optimizar toda la infraestructura del Data Center. Bajo las baldosas técnicas pasa el cableado, sistemas anti incendios, suministros de energía y la distribución del aire refrigerado, entre otros. El suelo técnico Air Driving Floor desarrollado por GESAB está formado por una baldosa técnica con hasta un 50% de superficie perforada. Posee un sistema universal de montaje, un sistema de regulación anti corrosión y ofrece la máxima eficiencia y sostenibilidad. Una solución perfecta para cualquier instalación IT. Soluciones a medida y adaptables que son la clave del éxito.

Y es que contar con suelo técnico para nuestra infraestructura de Data Center cuenta con muchas ventajas:

  • Adaptable y modular. El suelo técnico se adapta a las medidas de las instalaciones del CPD y permite el crecimiento modular según las necesidades.
  • Alta resistencia. Gracias a su composición y colocación de la estructura este tipo de soluciones permite sustentar equipos de alta carga por metro cuadrado.
  • Seguridad y accesibilidad a puntos críticos de los sistemas como puede ser el cableado, sistemas de clima, energía etc. Gracias al suelo técnico facilitamos el acceso para el mantenimiento y/o reparación de las instalaciones.
  • Reducción de los costes y la inversión. Por su modularidad y la facilidad de implementar las conexiones hace que el mantenimiento sea más económico y la adaptación y ampliación del CPD lo sea al mismo tiempo.
  • Mejora visual en la imagen y limpieza del espacio, ocultando las instalaciones y suciedad que normalmente va asociada a ellas, sin disminuir sus prestaciones.

Cuando utilizamos el falso suelo como plenum de impulsión de aire, es necesario prestar especial atención a la ubicación de las placas perforadas para asegurar la correcta refrigeración de los equipor IT. Empleando placas regulables, este proceso se simplifica notablemente aportando además versatilidad ante futuras variaciones.

Es importante contar con una empresa con experiencia en la colocación de suelo técnico, ya que una mala gestión del cableado bajo las baldosas puede producir congestión y una mala impulsión del aire de refrigeración, o que haya pérdidas en difusión pudiendo aparecer fenómenos locales de falta de caudal de aire con la correspondiente disminución de eficiencia y aumento de costes.

Pero, ¿y si queremos prescindir del suelo técnico? Algunos expertos enumeran diversas ventajas como la reducción del coste al eliminar infraestructuras o la facilidad del mantenimiento o instalación de nuevos elementos en el data center. Al eliminar el suelo técnico tendríamos que gestionar todo el cableado estructurado por encima de los racks y que éstos se asentaran directamente sobre el suelo. Al eliminar el suelo técnico ganamos más espacio en altura y el sistema de refrigeración debería colocarse en la parte superior mediante unidades de funcionamiento por desplazamiento de aire, o en todo caso, lateral como el sistema In Row.

La instalación de suelo técnico se ha impuesto y reafirmado como una tendencia a seguir en las instalaciones de Data Center y contar con un equipo profesional de ingenieros nos dará las pautas para elegir la opción que más nos convenga. No debemos olvidar que, las soluciones a medida ayudan a un crecimiento correcto del CPD y a gestionarlo con más eficiencia reduciendo los costes de mantenimiento y ampliación.