Centros de control en aeropuertos

La actividad diaria en los aeropuertos se convierte en frenética cuando llega la época estival y más aún cuando los aeropuertos se encuentran en los principales destinos turísticos. Este es el caso de España que por su clima suave y largas playas es el preferido por muchos extranjeros.

Un buen ejemplo de ello es el aeropuerto de Palma de Mallorca, el Son Sant Joan que este verano ha superado la cifra récord de más de 1000 operaciones (concretamente 1054) en 24 horas. Para este verano fueron programados 150.970 vuelos, lo que equivale a una cifra de 26,4 millones de pasajeros que llegaron a Palma de Mallorca.

Pero, ¿desde dónde se gestiona toda esta infraestructura y la apabullante cifra de pasajeros que pasan cada día por el Aeropuerto de Palma? El cerebro se encuentra en el CGA, el Centro de Gestión Aeroportuaria de Son Sant Joan.

Se trata de un ejemplo perfecto de un centro de control aeroportuario, un entorno crítico con disponibilidad 24/7 los 365 días al año, porque la actividad es frenética. Las necesidades específicas de este tipo de espacios de trabajo son muy concretas: hasta 3 turnos de trabajo con distintos operadores, condiciones óptimas de climatización, iluminación etc.

GESAB fue el encargado de diseñar y ejecutar este proyecto que se ha convertido hoy en una referencia internacional. Su equipo de arquitectos, interioristas e ingenieros diseñaron un espacio de trabajo diáfano con las últimas prestaciones tecnológicas. La ergonomía está presente en todas las condiciones de la sala y el mobiliario se adapta a cualquier usuario.

Desde el CGA de Palma se controlan las entrañas de aeropuerto como las salidas y entradas de vuelos, accesos a aparcamientos, plataformas, pistas e incidencias entre otros, por lo que debe contar con unos equipos e instalaciones que sean capaces de responder de inmediato.

Para garantizar las mejores condiciones de salud en el trabajo y la eficiencia de sus operadores GESAB apostó por consolas Advantis y sillas ergonómicas 24/7. Una sala de control para 10 operadores diáfana y funcional que cuenta además para supervisar toda su actividad con un videowall de 10 cubos de 70” con tecnología LED. Para completar las instalaciones el CGA cuenta con una sala de reuniones y para dar soporte informático a todo este “cerebro” GESAB instaló 2 Data Centers contiguos al centro de control.

Un proyecto completo y llave en mano completamente personalizado para cubrir las necesidades presentadas por un centro de control de tan alto rendimiento y actividad.