El data center del futuro: digitalizado, sostenible y eficiente

Aunque hablar del futuro de los Centros de Proceso de Datos (CPD) es algo aventurado debido a la evolución y avance tan rápido que presentan la digitalización y los servicios IT, lo que sí que podemos asegurar es que una de las tendencias actuales a nivel global es ir hacia un mundo más sostenible, reduciendo el consumo, y por lo tanto, más ecológico. Si bien hoy en día los CPD son cada vez más eficientes a nivel energético, también es verdad que todavía queda un largo camino por recorrer para conseguir que sean todo lo sostenibles que deseamos.

Los data center del futuro deben ser lo más energéticamente eficientes posible para minorizar consumos y por lo tanto reducir costos y disminuir el impacto ambiental. Esto implica no infrautilizar el equipamiento electrónico ni llevarlo a puntos de temperatura de operación excesivamente elevados, pues es sabido que la capacidad de operación de los microprocesadores cae a medida que sube su temperatura.

Para poder conseguir estas reducciones de energía también las empresas fabricantes de hardware están obteniendo grandes avances en sostenibilidad y se están centrando en sistemas que soportan mayores rangos de temperatura en la CPU, lo que permite trabajar con saltos térmicos mayores en las máquinas de climatización.

climatización data center

Además, teniendo en cuenta que los consumos asociados a las infraestructuras que dan servicio al CPD representan alrededor de un 60-80% del consumo IT, es imperativo apostar por sistemas de refrigeración cada vez más eficientes y con sistemas Free-Cooling, así como energías renovables y buenas prácticas de gestión energética, que permitan alcanzar valores de PUE de 1,2.

Es importante tener en cuenta que las tecnologías están en constante cambio y evolución, por lo que la capacidad de adaptación, crecimiento y flexibilidad es clave para mantener la funcionalidad y eficacia del centro de datos a lo largo del tiempo.

Para hablar del centro de procesamiento de datos del futuro se debe indicar que desde hace unos años la tendencia en el almacenamiento y procesamiento de datos de los CPD sobre todo de las medianas y grandes empresas está aumentando hacia la computación en la nube, o lo que se conoce como Cloud Computing, ya sean públicos o privados. No obstante, esto no quiere decir que el CPD tradicional vaya a desaparecer de estas empresas, sino todo lo contrario.

En un mundo cada vez más digitalizado e interconectado, donde existe una gran diversidad de tecnologías digitales como la inteligencia artificial, la seguridad, el Internet de las cosas (IoT), etc, con un gran crecimiento de los dispositivos conectados, se necesita crear una demanda de procesamiento y análisis de datos que las redes tradicionales en la nube no pueden gestionar en tiempo real. Se requiere capacidad de procesamiento de datos y transmisión a una gran velocidad, por lo que es primordial el poder analizar y gestionar los datos localmente cerca de la fuente a fin de reducir la latencia.

noticia edge computer CPD

Así, surge lo que se conoce como Edge Computing, por el que se elimina la necesidad de enviar los datos desde el equipo o terminal final a un centro de datos distante o en la nube. Es decir, que mientras que la computación en nube o Cloud Computing consiste en alojar aplicaciones en un centro de datos central donde el proceso de datos no depende del tiempo, el Edge Computing (o computación de borde) consiste en alojar aplicaciones más cerca de los usuarios finales, en pequeños data center, donde el proceso de datos se realiza en tiempo real con poca latencia.

Nos gustaría indicar que ambas tecnologías, tanto el Cloud Computing como el Edge Computing, son tecnologías diferentes y que no pueden sustituirse entre sí. Es más, a medida que aumente y continúe la digitalización, más aplicaciones se trasladarán a la nube, pero también crecerá cada vez más y más el sector del Edge Computing.

Con la necesidad de crear centros de datos para el Edge Computing, uno de los puntos más importantes de estos CPD del futuro será su escalabilidad, flexibilidad y modularidad, ya que los nuevos data center deberán estar diseñados para incorporar las nuevas tecnologías emergentes y ser capaces de crecer y adaptarse fácilmente a medida que las necesidades de las empresas evolucionen.  Esto incluye utilizar arquitecturas modulares, sistemas fácilmente ampliables y con capacidad de incorporar nuevas tecnologías sin interrupciones importantes, ya sea mediante Micro Data Center o Edge Data Center y, por supuesto también, con soluciones como Data Center Container.

micro data center elche

Los Micro Data Center o Edge Data Center son soluciones modulares en formato compacto. Se trata de una única envolvente estanca en formato armario para enracado de equipos de 19”, que incorporan todas las necesidades de climatización, alimentación y protección eléctrica, monitorización, comunicaciones y protección física propias de un CPD tradicional. También pueden componerse módulos ensamblados de más de un armario con el ambiente compartido tanto en la zona delantera como en la trasera.

Así mismo, en paralelo, las soluciones modulares Data Center Container son contenedores de tipo ISO, como los empleados para transporte marítimo, pero adaptados para albergar en su interior todas las infraestructuras de un CPD tradicional, en un reducido espacio y con las ventajas de su movilidad flexible. Además, permite ahorrar gastos en comparación con los centros de datos tradicionales y permite instalarlos en entornos hostiles debido a que son soluciones estancas a prueba de polvo, agua y golpes.

Container Data Center Universidad de Vigo

Pese a que en España no sea habitual, lo cierto es que otros países europeos y principalmente en Estados Unidos, los centros de datos modulares son ya una realidad, por lo que podríamos concluir que hablar del CPD del futuro es hablar de modularidad, ya sea mediante Micro Data Center, Edge Data Center o Data Center en Container.

No hay que dejar de mencionar que son soluciones que se adaptan a un diseño altamente integrado que hace que el sistema sea más estable y fiable, caracterizándose por poder implementarse casi en cualquier lugar. La alta escalabilidad que brindan permite

el diseño de soluciones más eficientes y por lo tanto, más ecológicas, así como una rápida adaptación a las necesidades tecnológicas tan cambiantes de las compañías hoy día.

Contacta con nosotros y solicita más información

Scroll al inicio