Elevando la experiencia: transformación de la visualización arquitectónica potenciada con inteligencia artificial

inteligencia artificial y arquitectura

En el mundo del diseño, caracterizado por su dinamismo, es constante la evolución. Comenzando por los primeros bocetos hechos en 2D hasta la actual sofisticada visualización tridimensional, la forma en la que los diseñadores comunicamos y presentamos los proyectos ha experimentado una profunda metamorfosis, suponiendo un cambio sustancial en los proyectos. Este cambio no sólo ha impactado en la comprensión y la forma en la que se experimentan las propuestas, mejorando la toma de decisiones, sino que ha minimizado las sorpresas en etapas más avanzadas del proyecto.

Inicialmente, las representaciones tridimensionales se materializaban en maquetas físicas que tardaban un tiempo considerable en desarrollarse, pero con la aparición de la tecnología ha habido un uso cada vez más generalizado de software especializado para representar los proyectos, convirtiéndose en un elemento imprescindible y suponiendo una revolución no sólo en la manera en la que el cliente percibe las propuestas. Además, en fases iniciales, los propios diseñadores pueden discutir y mejorar sus creaciones antes de la presentación final.

El papel de la realidad virtual: sumergiéndose en el diseño

En los últimos años, el verdadero salto ha venido de la mano de la Realidad Virtual. Esta nueva forma de vivir los proyectos ha supuesto una revolución en la experiencia tanto para el cliente como del propio proyectista, ya que la inmersión total que brindan los dispositivos que facilitan ver los recursos creados con Realidad Virtual elimina los puntos ciegos y las dudas en la toma de decisiones, sumergiéndonos por completo en el espacio diseñado.

Ya no hay margen para confusiones ni sorpresas; es posible experimentar el diseño en su totalidad y en primera persona, evaluar cada detalle y anticipar el resultado final con gran precisión. Este tipo de experiencia profundamente inmersiva tiene dos objetivos claros: facilitar la toma de decisiones que serán fundamentadas, así como eliminar las sorpresas de la mano de representaciones fotorrealistas.

Democratización de la tecnología: accesibilidad y participación activa

En la actualidad cada vez aumenta más la accesibilidad a este tipo de dispositivos (como gafas o lentes VR) a precios razonables, democratizando la Realidad Virtual e integrándola progresivamente en nuestra vida cotidiana. Con el hardware adecuado, incluso es posible realizar cambios en tiempo real, facilitando la visualización de diferentes opciones de diseño y la toma de decisiones conjunta. Este hecho ha fortalecido la comunicación diseñador – cliente, permitiéndole participar de forma más activa en el proceso de diseño y aumentando así el compromiso con el proyecto por ambas partes.

Por otro lado, esta tecnología ha permitido que el proceso de diseño se haya agilizado enormemente, lo que agiliza a su vez el riesgo de imprevistos finales y abordar problemas potenciales antes de que aparezcan.

Realidad aumentada: integrando la experiencia en el espacio real

De la mano de esta evolución, la Realidad Aumentada (aunque en la actualidad menos presente que la Virtual) cada vez se va abriendo más hueco, abriendo nuevas fronteras al permitir la visualización del diseño en el propio espacio antes de su implementación y garantizando así una integración perfecta y un paso más en la experiencia.

Inteligencia artificial: potenciando la experiencia

Si vamos un paso más allá, la introducción de la Inteligencia Artificial en este proceso eleva la experiencia a nuevos niveles. Apoyados en el análisis de datos y generación de modelos predictivos se podrán optimizar los diseños al máximo, aumentando la eficiencia y precisión que ya existen. Asimismo, la Inteligencia Artificial permite de forma más ágil y sencilla personalizar y adaptar los diseños según las preferencias y necesidades del cliente.

Aunque también es cierto, y resulta importante mencionarlo, que tal y como dice mi compañero de David en su artículo “Tecnología e IA en el proceso de diseño”, actualmente la IA funcionar funciona mejor con objetos o conceptos muy populares y generales, pero cuando se necesita diseñar por ejemplo una consola de control o aplicar conceptos de diseño muy concretos los resultados no suelen alcanzar las expectativas deseadas. Habrá que esperar a la evolución de esta tecnología para ver si termina por cubrir todas las escalas del diseño.

Hacia el futuro: innovación continua y actualización constante

En resumen, la combinación de las nuevas tecnologías como la Realidad Virtual y Aumentada ha supuesto una revolución en la visualización arquitectónica, ofreciendo excepcionales beneficios tanto para el cliente como para el diseñador. Esta tecnología no sólo ha transformado la forma en que diseñamos y presentamos nuestros proyectos, sino que también ha fortalecido la comunicación y materialización de ideas, elevando la experiencia del diseño, por lo que en la actualidad se trata de un mínimo a incluir en cualquier proyecto con una cierta complejidad.

En el futuro es previsible que esta tecnología unida a la Inteligencia Artificial nos llevará por caminos que aún ni vislumbramos y mantenerse actualizado en estos tiempos se torna sin duda imprescindible para poder sacar el mayor partido a lo que la tecnología tiene para ofrecernos.

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros y solicita más información

Scroll al inicio