Adecuando el ambiente para un desempeño eficiente del operador

iluminación dinámica centros de control

Como seres humanos, hemos evolucionado durante milenios con una sola fuente de luz diurna: el Sol. En muchas ocasiones nos vemos obligados a pasar gran parte de nuestro tiempo en interiores con poco aporte de luz natural y este cambio de estilo de vida significa que pasamos menos tiempo expuestos a la luz natural.

La iluminación, por tanto, es un elemento fundamental en nuestro entorno, ya que no solo influye en la percepción visual, sino que también desempeña un papel crucial en la regulación de nuestro reloj biológico y, por tanto, en nuestra salud y bienestar.

En entornos críticos como las salas de control, en los que existen además turnos de trabajo 24/7, o en Centros de Recepción de Alarmas, donde se agudiza además por el hecho de no poder disponer de ventanas hacia el exterior, son necesarias soluciones técnicas a esta necesidad. Gracias a la tecnología LED de las luminarias, combinada con sistemas de control avanzados que integran relojes de control de ciclo circadiano, es posible implementar en este tipo de entornos una iluminación dinámica que cambie la temperatura de color en función de la hora del día, simulando la luz del sol en todo su ciclo.

Toma cada vez mayor importancia para la ergonomía de los puestos operativos contemplar la iluminación dinámica y, por tanto, la selección de las luminarias adecuadas, así como de los sistemas de control que permiten optimizar el ambiente de trabajo es un aspecto primordial.

Comprendiendo los ciclos circadianos

El ciclo circadiano, comúnmente conocido como «reloj biológico», es un ritmo fisiológico que sigue un ciclo de aproximadamente 24 horas. Este ciclo es influenciado por la luz y la oscuridad y regula una serie de funciones biológicas, como la temperatura corporal, la liberación de hormonas, el rendimiento cognitivo y la regulación del sueño-vigilia. La percepción de la luz a diferentes horas del día afecta directamente a nuestro ciclo circadiano.

La importancia de comprender y respetar este ciclo es fundamental en la iluminación de salas de control, ya que la alteración de los ritmos naturales puede tener un impacto negativo en la salud y el rendimiento de los trabajadores en estas instalaciones.

El ciclo circadiano desempeña un papel crítico en nuestra salud y cuando estamos expuestos a patrones de luz inadecuados, especialmente en lugares donde pasamos una cantidad significativa de tiempo nuestra salud puede verse afectada. Los efectos negativos de una iluminación inapropiada incluyen la interrupción del sueño, la fatiga, el estrés y la disrupción del equilibrio hormonal.

Hormonas como el cortisol y la melatonina, están influenciadas por el ciclo circadiano; la exposición a la luz intensa durante el día promueve la liberación de cortisol, lo que nos mantiene alerta y enérgicos y por la noche la disminución de la luz desencadena la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño. En un entorno crítico, donde la concentración y la toma de decisiones precisas son cruciales, mantener un equilibrio hormonal óptimo es esencial.

La importancia de la iluminación dinámica en centros de control

Las salas de control son núcleos de actividad donde profesionales se enfrentan a tareas críticas y decisiones que requieren atención constante y un alto grado de precisión. La iluminación en estas áreas no es solo una cuestión de ergonomía visual, sino que tiene un impacto directo en la eficiencia y la seguridad.

Mejora de la Concentración y la Productividad: La iluminación dinámica puede adaptarse a las necesidades cambiantes de la sala de control garantizando que la luz sea óptima para mantener altos niveles de concentración y productividad durante largas horas de trabajo.

Reducción de la Fatiga: Una iluminación adecuada puede minimizar la fatiga visual y la somnolencia, lo que es especialmente importante en situaciones donde se requiere un estado de alerta constante.

Aumento de la Seguridad: En situaciones críticas la toma de decisiones precisa es esencial. Una iluminación dinámica puede ayudar a los operadores a percibir mejor los detalles y a reaccionar de manera más rápida y precisa.

Selección de luminarias adecuadas

La selección de luminarias adecuadas en salas de control es un proceso crucial y como no todas las luminarias son iguales, elegir las correctas es esencial para lograr una iluminación dinámica eficaz. En GESAB estudiamos, entre otros, los siguientes parámetros:

Luminarias Ajustables: Optaremos por luminarias que permitan ajustes de intensidad y temperatura de color facilitando la adaptación de la iluminación a las necesidades cambiantes de la sala de control y el ciclo circadiano. Se deben garantizar niveles lumínicos de 500 lux en el plano de trabajo, aunque es recomendable partir de niveles de diseño superiores (en torno a 600 lux) para garantizar que a pesar de la degradación del LED con el tiempo no impacta negativamente en los niveles mínimos exigidos.

Tecnología LED: Las luminarias LED son eficientes en términos energéticos y ofrecen un control preciso sobre la luz. Además, su larga vida útil reduce el impacto de trabajos de mantenimiento sobre el Centro de Control.

En GESAB somos exigentes con los niveles de calidad, por lo que trabajamos con luminarias con al menos 70.000 horas con índice L80B10 a temperatura de 25ºC, por el que el fabricante garantiza que transcurridas dichas horas, el 80% de las luminarias no habrán perdido más del 10% de capacidad de flujo luminoso.

Distribución de la Luz: En el diseño se debe considerar la distribución de la luz para garantizar una iluminación uniforme en toda la sala de control evitando deslumbramientos y sombras mediante programas informáticos especializados de simulación.

Calidad de Color: La reproducción cromática es importante en las salas de control, donde se pueden tomar decisiones críticas basadas en indicadores visuales. Es por ello que las luminarias deben contar con un IRC mínimo de 80.

Placa LED dinámica: Las luminarias con regulación dinámica cuentan con placas LED con dos, tres o incluso cuatro tipos de LED, que van desde 2700ºK hasta 6500ºK. Al combinar su activación con diferentes intensidades entre si, se consigue el color buscado. Para hacer una regulación por ciclo circadiano es recomendable que las placas cuenten al menos con tres tipos de temperatura de color (habitualmente 2700ºK, 4000ºK y 6500ºK).

Sistemas de control

Para lograr una iluminación dinámica eficaz en salas de control es esencial implementar sistemas de control avanzados que permitan ajustar la temperatura de color de acuerdo con el ciclo circadiano. Además, deben incluir la gestión automática de parámetros como el Control de Intensidad, Zonificación, Control de compensación de Luz Natural y Programación Automatizada.

Control de la iluminación DALI

DALI es un protocolo abierto bidireccional; un lenguaje digital adoptado internacionalmente para controlar la iluminación. La interoperabilidad, la flexibilidad y la estandarización son las piedras angulares de los controles de iluminación basados en DALI. Actualmente existe de forma extendida su versión DALI2, que admite integrar bajo el direccionamiento, elementos de control, tales como sensores.

Es importante que las luminarias dispongan de drivers DALI DT8 para su comunicación con el sistema de control. Los drivers DT8 son capaces de recibir mensajes en protocolo DALI que incluyen los valores de intensidad de cada tipo de LED según su temperatura de color. Por el contrario, los drivers DALI DT6 requieren del uso de un canal de comunicación por cada tipo de LED, por lo que se consumen al menos tres direcciones por cada luminaria.

El uso de luminarias DALI con driver DT8 permite optimizar los sistemas de control tanto por número de lazos necesarios a cablear como por módulos de control requeridos.

Conclusiones

La iluminación dinámica desempeña un papel vital en la optimización del ambiente de las salas de control. La comprensión del ciclo circadiano, la selección de luminarias adecuadas y la implementación de sistemas de control avanzados son elementos esenciales para garantizar la eficiencia y la seguridad en estos entornos críticos. La estrecha colaboración de GESAB con los principales fabricantes de luminarias y sistemas de control especializados puede brindar soluciones a medida que se adaptan a las necesidades específicas de cada sala de control.

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros y solicita más información

Scroll al inicio